Hamburguesas de Quinoa en pan de chipa

Hamburguesas de Quinoa en pan de chipa

Hamburguesas de quinoa y garbanzo en pan de chipá. Gluten Free!

Ingredientes: (para 5-6 hamburguesas)
150 grs. de quinoa
3 cdas. de harina de lino + agua c/n
4 cdas de harina de garbanzo + agua c/n
1 cdta. de sal marina
½ cdta. de ají molido
¾ cdta. de comino molido
3 cdas. de aceite de oliva
cáscara rallada de lima (opcional)

Preparación:
Remojar la quinoa por al menos 1 hora. Colar y renovar el agua. Cocinar con abundante líquido hasta que esté tierna (10 min aproximadamente). Retirar del fuego, colar y reservar.

Triturar las semillas de lino hasta formar una harina (en licuadora, procesadora o molinillo de café). Añadir poca agua, apenas hasta formar una masa líquida, y dejar reposar. Añadir también unas cucharadas de agua a la harina de garbanzo hasta formar una masa espesa. Reservar.

Tanto las semillas de lino como la harina de garbanzo nos servirán de aglutinante y espesante, reemplazan al huevo y añaden volumen y firmeza a la hamburguesa.

Condimentar la quinoa cocida con la sal, el ají, el comino y mezclar bien.

Añadir la pasta de lino y la pasta de garbanzo, el aceite de oliva y la ralladura de lima (en caso de que la utilice). Revolver y, con la ayuda de una cuchara, amalgamar todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea.
Moldear hamburguesas del tamaño del pan que haya elegido. Cocinarlas en horno fuerte durante 10 minutos por lado o hasta que las sienta crocantes al tacto.
Retirar del horno y dejar reposar unos minutos para que ganen mayor firmeza antes de armar el plato.

Para el Pan de chipa.

Ingredientes:
600 grs de fécula de mandioca
2 huevos orgánicos
120 ml aceite de oliva extra virgen
1 cda. al ras de sal marina
2 cdtas. colmadas de polvo de hornear
200 ml de leche de cabra (de alta digestibilidad)
150 grs de queso de cabra estacionado (del tipo duro, apto para rallar)
150 grs de parmigiano reggiano

Precalentar el horno a fuego moderado. Forrar una asadera con papel manteca, untarla con rocío vegetal y llevar a la heladera hasta el momento de utilizar.

Mezclar la fécula de mandioca con la sal y el polvo de hornear. Reservar. Batir los huevos hasta ligarlos bien. Agregar la mitad de la leche y, poco a poco, el aceite sin dejar de revolver.

Rallar los dos tipos de queso e incorporarlos a la fécula.

Añadir en tandas los ingredientes secos a los húmedos, agregando más leche en la medida en que sea necesario (la cantidad de leche a emplear dependerá también del tamaño de los huevos y del líquido que éstos aporten). Debe resultar una masa elástica, un tanto pegajosa, pero apta para manejarla con las manos. Tapar con papel film y dejar descansar en la heladera por al menos una hora.

Retirar la masa de la heladera, formar bollitos con las manos de aproximadamente 3 cm de diámetro y acomodar sobre la placa. levar a horno y cocinar a fuego moderado durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados por fuera. Comer calentitos!! Si se enfrían y, eventualmente perdieran parte de su consistencia esponjosa, llevar a horno por 5 minutos y listo, como recién hechos otra vez!

admin

Aloha! Soy Helen Pekholtz y este es un espacio personal para compartir experiencias de lugares que voy descubriendo, y mi gran pasión el diseño y la moda! Porque "Ser feliz nunca pasa de moda". Gracias por acompañarme en este espacio virtual.

Deja un comentario